connect with us:

flickr
twitter
facebook
linked_in
youtube

Todas las Miradas sobre Chile: Usando la Educación para Darle Rienda Suelta a la Innovación

Jonathan Ortmans @jortmans

Chile

Nov 22, 2010

jochile01.jpg

[This is a Spanish translation of an earlier post.]

Chile ha sido el centro de la atención pública últimamente. Hemos estado observando como el nuevo gobierno maneja la recuperación después del terremoto y el tsunami, así como el impresionante rescate de los 33 mineros. El nuevo gobierno, liderado por el Presidente Sebastián Piñera quien fuere emprendedor anteriormente, también está recibiendo atención por sus esfuerzos en desatar el potencial creativo del país. Muchos Chilenos con quienes he hablado esta semana me dicen que desde que los mineros fueron rescatados se sienten optimistas.

La economía chilena es desde ya hace tiempo reconocida como una de las más avanzadas de América Latina. La misma ofrece estabilidad política y económica y una de las infraestructuras más avanzadas de la región. La trayectoria económica comprobada llevó a la reciente accesión de Chile a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) como su miembro número 31 y el primero de Sudamérica. Sin embargo, la innovación aún juega un rol secundario en la creación de nuevas empresas, según explica un artículo de Hugo Kantis publicado en el infoDev del Banco Mundial.

Un bajo nivel de innovación en Chile es sorprendente dado que el gobierno chileno ha aumentado su inversión en investigación y desarrollo por un 70% desde 2005, con mucha de esta inversión dirigida a universidades –protagonistas claves en cualquier ecosistema para el emprendimiento. Por ejemplo, el Instituto Internacional para la Innovación y el Emprendimiento (3IE) de la Universidad Técnica Federico Santa María está construyendo una red para convertir conocimiento e ideas en prototipos, productos, y nuevas empresas basadas en tecnología. Sin embargo, el lento ritmo de la innovación en Chile demanda nuevos programas y políticas para desatar la transferencia de investigación y desarrollo a innovaciones que puedan ser comercializadas por emprendedores.

Con la esperanza de aumentar el número de nuevas empresas innovadoras, el gobierno de Piñera lanzó recientemente un programa para atraer jóvenes emprendedores en tecnología de alrededor del mundo, quienes podrían generar innovaciones a partir del trabajo de investigadores en las universidades chilenas. Chile espera desarrollar al menos 25 nuevas empresas de tecnología a través de Start-Up Chile, un programa piloto que ayuda cubriendo $40,000 dólares de gastos y promete cortar barreras burocráticas y conectar a innovadores con talento superior del país y fuentes de financiamiento. La mera exposición a trabajar en un nuevo negocio y la correspondiente participación en redes de contactos pueden convertirse en un resultado importante de este programa, especialmente si estimula a más locales a realizar lo mismo. He conocido a varios de los emprendedores de Start-Up Chile y me impresionaron sus conocimientos y contactos.

Una mejor educación temprana sobre el emprendimiento es, sin embargo, clave, especialmente si Chile quiere contar con impulsadores internos para el emprendimiento y la innovación.  La educación primaria y secundaria en Chile es bastante avanzada en cuanto a acceso y curriculum tradicional, pero representa una gran desventaja en cuanto a emprendimiento porque no promueve el emprendimiento y la innovación en absoluto. El sistema educativo aquí aún no ha incorporado elementos ni métodos que promuevan la creatividad, la iniciativa emprendedora y la autonomía. Endeavor Chile ha estado desarrollando un programa piloto para empezar a resolver este problema, enfocándose primero en las regiones fuera de la región metropolitana de Chile. Hoy, como parte de la Semana Mundial del Emprendimiento, un congreso para 2000 estudiantes sobre la educación Endeavor se llevará a cabo en Puerto Montt. Es de esperar que, como con todos los programas pilotos de Endeavor, los lideres de la opinión publica en Chile notarán y tomarán nota de cómo establecer esto en todo el sistema escolar.

Estoy en Chile para celebrar la Semana Mundial del Emprendimiento chilena, por supuesto, durante la cual tendremos muchos eventos enfocados en educación. Me he reunido cono uno de los organizadores del Torneo Global de Innovación en Chile, José Ernesto Amoros en la Universidad del Desarrollo – otro hermoso campus con hermosas vistas para agregar a mi lista de los visitados en Istanbul, Amman y Río. Publicaremos los resultados muy pronto.

También he participado en un gran evento en la Plaza Constitución al lado de las oficinas presidenciales, inspirado por los usos creativos de tecnología en respuesta al terremoto y el rescate de los mineros. Auspiciado por Endeavor, Foro Innovación, Avina, Centro de Innovación Un Tech Para Chile, seguido de mi discurso hemos escuchado a Felipe Kast, Ministro de Planificación y Cooperación, Bruce McNamer, CEO de Technoserve, Salim Ismail, CEO de Singularity University y muchos otros. El evento reunió a emprededores de Start-Up Chile, inversionistas ángeles, estudiantes, personas relacionadas al capital de riesgo, los organizadores de Start-Up Weekend/Santiago, staff del gobierno y muchos medios de comunicación.

Aparentemente, juzgando por mis reuniones con gente del Ministerio de Economía, el nuevo gobierno está apostando en los emprendedores jóvenes para impulsar la revolución emprendedora en Chile. Espero que los grandes avances en tantas partes del ecosistema para el emprendimiento que he observado durante esta visita se traduzcan en nuevas políticas concretas que también hagan a la educación para el emprendimiento una parte principal del curriculum educativo en todos los niveles – algo que todavía no ha ganado tracción en el Ministerio de Educación. Si Chile trabaja para lograr esta meta, se convertirá de seguro en la nueva fuente de buenas practicas para el emprendimiento en la OCDE y mas allá. 

 

tags: Ortmans, Spanish